Seguridad | Publicado el

Así se vive en la 13, la comuna donde hay más combos que barrios


La comuna 13 está ubicada en el occidente de Medellín y tiene más de 100.000 habitantes. FOTO EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO

Este es el segundo de una serie de podcasts sobre la violencia en las comunas, corregimientos y sectores de Medellín. Una reflexión con las autoridades, líderes sociales y habitantes sobre lo realmente necesario para erradicar las confrontaciones armadas de estos lugares.

Música: Amargos recuerdos - Comando Élite de Ataque (CEA)

El 1 de mayo de este año alias “Juancito” se entregó a las autoridades. Medellín amaneció con la noticia de que Juan Manuel Piedrahita, señalado líder de la organización criminal “Betania”, que delinque en algunos barrios de la comuna 13, no soportó la presión de la fuerza pública y decidió comparecer ante la justicia.

Escuche el primer podcast: Altavista, un corredor ilegal en pugna entre las bandas

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, presentó la rendición de “Juancito” como un logro de la institucionalidad y lo acusó de ser el máximo responsable de la oleada de violencia que azotó a San Javier a finales de abril. La alcaldía dio un parte de tranquilidad a la comunidad al declarar que el responsable de incendiar un bus en el barrio Calasanz estaba tras las rejas.

Sin embargo, dos meses después de encerrar a “Juancito” en la cárcel, el silbido de las balas persiste en la comuna.

Entre el 1 de enero de 2018 y hasta el pasado 30 de junio, 38 personas fueron asesinadas en San Javier, la misma comuna que vivió la Operación Orión hace ya 16 años y ha sido testigo de todos los tipos de violencia urbana que registra Colombia en su vasto historial de conflicto: por sus calles empinadas han pasado guerrilleros, paramilitares y criminales organizados que se reparten el control del territorio para cobrar extorsiones, movilizar grandes cantidades de droga y vender sustancias ilegales en las plazas de vicio.

Lea aquí: Amenazas al comercio y desplazamientos en la comuna 13

De las 38 víctimas solo dos eran mujeres y siete de cada diez tenían menos de 30 años. A casi todos —el 84 % para ser más precisos— los mataron a punta de bala. A tres los asfixiaron y a otros tres los apuñalaron. Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia, 26 de estos homicidios tendrían que ver con la guerra entre los grupos delincuenciales organizados. Los demás crímenes están aún “por categorizar”.

Lea aquí toda la información sobre la crisis en la comuna 13

El secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, asegura que la racha de violencia es producto del enfrentamiento entre las estructuras criminales “la Torre”, “la Agonía”, “el Coco” y “Betania”, así como de la lucha por los territorios que han quedado sin cabecilla tras las capturas de alias “Carlos Pesebre” y “Sombra”, ambos de la Odín “Robledo”.

Según Tobón, la inestabilidad en las bandas criminales ha generado la confrontación entre las odines (organizaciones delincuenciales integradas al narcotráfico) “Robledo” y “Caicedo”, que tienen influencia en esa zona del occidente de Medellín.

Le puede interesar: Disputa entre dos amigos agravó violencia en La 13

“Esta realidad obedece al desorden que se presenta en Medellín, un desorden producto de la operatividad, de la persecución criminal y un desorden que tiene que desembocar en este punto de inflexión para desarticular las estructuras criminales que están acá en el territorio”, dijo el funcionario.

Así, el plan de la Alcaldía de Medellín para devolver la calma a la 13 atiende dos frentes: busca combatir con fuerza pública a los que ya están alzados en armas —van 661 capturas en esa comuna por diferentes delitos y ya suenan varios nombres en las investigaciones policiales, como “Samir”, “Pocho”, “Igor”, “Machete”, “Patrili”, “Cumbia” o “Fríjol”— y evitar que más jóvenes se unan a las estructuras criminales.

Siga leyendo: El temor no deja dormir en la comuna 13

“Hay dinámicas de reclutamiento en algunas zonas de Medellín, unas dinámicas que se han venido combatiendo y se logra que los niños vayan al colegio. Acompañamos a nuestra Secretaría de Educación con rutas seguras para que los niños vayan al colegio y con mucha alegría se reporta normalidad académica en ese sector de Medellín sin ningún inconveniente. Cada niño que le arrebatamos a la calle y que va a estudiar, es un niño que le arrebatamos a la delincuencia”, señaló el secretario.

Lo invitamos a que escuche el podcast y conozca cómo es vivir en la segunda comuna que más muertos ha dejado este año.


Powered by