antioquia | Publicado el

Otras 4 personas murieron en ataques con arma de fuego en Medellín


En esta panadería de Belén asesinaron a un comerciante que, al parecer, se negó a pagar una extorsión. FOTO CORTESÍA

En las últimas 24 horas, cuatro personas fueron asesinadas en Medellín. Laureles, Belén, Robledo y la comuna 13 fueron los escenarios de estos hechos violentos en los que todas las víctimas fueron hombres y uno de ellos era menor de edad.

En la madrugada del miércoles, en el barrio Héctor Abad Gómez de Castilla, una patruLla policial encontró en la calle a un joven herido. Había recibido varios balazos y puñaladas y fue llevado en taxi hasta el Hospital Pablo Tobón Uribe, donde murió a la 1:10 a.m.

Según el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia, Sisc, el hombre portaba un documento que lo identificaba como Jehyson Stiven Espinosa García, de 29 años, pero aún no se ha confirmado esa identidad. El joven tenía contextura delgada, rasgos indígenas, piel morena, cabello negro y estaba vestido con buzo negro, jean azul y zapatos negros.

Poco antes de la 1:00 de la tarde, pero ya en el barrio 20 de Julio de la comuna 13, las autoridades realizaron el levantamiento del cadáver de Cristian Vanegas Chica, de 17 años, quien había recibido 12 disparos.

Según testimonios entregados a la policía, el muchacho era conocido en el barrio con los alias de “la Chinga” y “Piraña”, y al parecer había sido amenazado por un grupo delincuencial del sector que lo acusaba de cometer hurtos. “Además, había sido instrumentalizado por otra organización delincuencial quien lo habría usado para vender sustancias psicoactivas”, reportó el Sisc.

Casi una hora después en Robledo Aures No.2 ocurrió otro crimen. La víctima aún no ha sido identificada, pero las autoridades lo describen como un hombre de entre 30 y 35 años, de 1,70 metros de altura, piel trigueña, contextura delgada, cabello ondulado negro y un tatuaje en el pecho. Al momento de su muerte vestía pantaloneta azul clara, camisilla azul oscura con rayas rojas, tenis y gorra blancos.

Los testigos aseguraron que el hombre caminaba por una vía cuando un grupo de muchachos intentó llevárselo a un parque cercano. El hombre se resistió y entonces recibió seis disparos. Los atacantes huyeron.

Y finalmente a las 11:30 de la noche en el barrio Belén Rincón, sicarios en moto acabaron con la vida de Wilber Stiven Arteaga Sánchez, un comerciante de 27 años al que le decían “butifarra”. El reporte judicial dice que recibió cinco tiros cuando estaba en una panadería.

Por ahora las autoridades creen que el crimen está relacionado con una extorsión que Arteaga no quiso pagar por un terreno que compró.

Las cifras siguen subiendo

En lo que va de noviembre el indicador de homicidios en la capital antioqueña presenta un aumento de 21 por ciento frente al mismo período de 2016. Este mes han muerto 17 personas y el año pasado iban 14.

El acumulado anual va en 485 asesinatos, frente a 461 que hubo en 2016, lo que implica un aumento de 5 por ciento. De esos casos, según las autoridades, el 53,4 por ciento de los casos fueron producto de las disputas entre bandas criminales y 14,8 por ciento de problemas de convivencia entre familiares, vecinos o amigos.


Powered by