Seguridad | Publicado el

Diócesis de Apartadó insta al Gobierno a abrir una mesa de diálogo en Urabá


El peaje de Cirilo, entre Turbo y Necoclí, también fue incinerado este viernes. FOTO CORTESÍA ENRIQUE MENA

Este viernes, durante el tercer día consecutivo de protestas en Urabá, algunas pacíficas y otras que terminaron en desmanes con una persona muerta y varias heridas, la Diócesis de Apartadó hizo un vehemente llamado a la cordura y a que se abran vías de diálogo para retomar el control social en la zona:

(Lea aquí Hospitales sin oxígeno y cierre de comercio: así va el drama en Urabá)

“El obispo y los sacerdotes que se encuentran en el eje bananero de Urabá hacemos un llamado a las comunidades de la zona para que desestimulemos las acciones violentas y vías de hecho como expresión de una protesta cívica y en derecho ante la implementación de los peajes”, indicó en el comunicado.

Desde la Diócesis se cuestionó además la falta de interlocución del Estado y se invitó a abrir lo más pronto posibles escenarios de diálogo para concertar y frenar las acciones violentas:

“Lamentamos que el Estado haya desestimado el sentir unánime de estos pueblos cuya labor da tantas divisas y sobre los que se proyectan tantas obras de infraestructuras para afrontar un futuro promisorio. Pedimos encarecidamente al alto Gobierno abrir una mesa de diálogo con las instituciones de la Región para que busquemos las mejores soluciones y recobremos el control social y demos respuestas justas a las situaciones que este paro va dejando manifiestas”.

(Lea aquí Por lo menos cinco bloqueos en vía principal de Urabá)

La autoridad eclesiástica condenó además a quienes quieren estigmatizar al pueblo de Urabá al hacer ver el problema como “cuestiones de rebeldes sin causa y no como un reclamo justo”.

Urabá afronta este viernes el tercer día consecutivo de protestas. Luego de que el pasado miércoles el comité levantara el paro cívico, y pacífico, algunas movilizaciones han terminado en enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública.

Además dos de los peajes, el de Riogrande y el de Cirilo, fueron incinerados así como instalaciones de las alcaldías de Apartadó y Chigorodó.


Powered by