Seguridad | Publicado el

Asesinaron a falso testigo del caso Ramos


Carlos Arturo Areiza Arango, apodado “Papo”, fue asesinado a bala en el municipio de Bello. FOTO: archivo.

Sicarios motorizados asesinaron a bala a Carlos Enrique Areiza Arango, alias “Papo”, un exconvicto que había actuado como falso testigo en el caso del exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos Botero.

De acuerdo con el reporte de la Policía Metropolitana, el homicidio ocurrió a las 5:00 p.m. de este sábado, en la carrera 50 con la calle 52 del municipio de Bello.

Carlos Areiza, de 37 años, era un viejo conocido del sistema judicial colombiano, pues solía ofrecer sus servicios como denunciante y testigo a cambio de recompensas.

En varias ocasiones se presentó ante diferentes entidades y funcionarios de la Iglesia Católica, el CTI de la Fiscalía y el Concejo de Medellín, para advertirles sobre supuestos atentados que planeaban organizaciones criminales como “Pachelly” y “la Oficina”, los cuales nunca resultaban ser ciertos.

El 20 de enero de 2010 fue condenado por el Juzgado 21 Penal Municipal de Medellín a ocho años de prisión por tentativa de extorsión agravada. El caso se derivó de las extorsiones que venía recibiendo un ciudadano en 2008, a quien le exigían que consignara 5 millones de pesos en la cuenta bancaria de Areiza.

Volvió a escena en 2014, como testigo en el caso que la Corte Suprema de Justicia adelantaba contra Luis Alfredo Ramos, por presuntos nexos con paramilitares. Sin embargo, el 18 de marzo de 2015 aceptó que había incurrido en falso testimonio.

Según un informe de la Fiscalía, Areiza había mentido, afirmando que el político antioqueño se había reunido con comandantes de las Autodefensas y les había recibido dinero. Al develarse la farsa, no tuvo más remedio que pedir perdón a Ramos y su familia, asegurando que lo habían presionado para declarar en su contra.

Meses después, la Corte autorizó la excarcelación de Ramos, quien todavía está pendiente del fallo definitivo.

“Los investigadores establecieron que el cuestionado testigo intentó obtener dinero de algunos líderes religiosos e industriales antioqueños a cambio de información. También se presentó ante varios operadores judiciales de Medellín para tratar de venderles supuestos datos sobre estructuras criminales”, informó el ente acusador en ese momento.

Por ahora se desconoce quiénes están detrás de este homicidio, indicaron fuentes judiciales.


Powered by