antioquia | Publicado el

Biblioteca Pública Piloto abre sus puertas tras dos años de cierre


Habrá nuevos espacios para la consulta de material y eventos al aire libre. El archivo fotográfico tendrá más de 25.000 imágenes para ser consultadas en línea. FOTOS MANUEL SALDARRIAGA

Durante dos años ha permanecido cerrada la sede principal de la Biblioteca Pública Piloto, en el barrio Carlos E. Restrepo de Medellín. Pero terminó la espera para su reapertura, puesto que en septiembre finalizará un proceso de intervención que incluyó la repotenciación de su infraestructura, la adecuación de sus salas y creación de nuevos espacios.

Jorge Eduardo Arbeláez, ingeniero coordinador de la obra, indicó que las remodelaciones de la biblioteca se realizaron en dos etapas.

La primera fase, que comenzó el 7 de diciembre de 2015 y terminó en enero de 2017, tenía como finalidad la repotenciación estructural del edificio. “Ese reforzamiento es casi que envolver la estructura vieja en una nueva para garantizar el cumplimiento de la norma sismorresistente colombiana”, explicó.

La segunda etapa, aún en ejecución, empezó en febrero de 2017 e incluyó el proceso de acondicionamiento e intervención de rutas de evacuación, rampas, ascensores, sistema hidráulico, eléctrico y red contra incendios, así como las obras complementarias ornamentales de pisos, cielo falso, tapetes, vidrieras y cerramientos internos. En total, el costo de la obra es de 14.000 millones de pesos.

Múltiples retrasos

La entrega de las dos etapas de la intervención en la biblioteca estaba prevista inicialmente para el año pasado y, luego, para julio de 2018.

Arbeláez explicó que estos retrasos en el cronograma de obra se deben a que, durante la primera etapa, tuvieron una afectación de casi tres meses por el paro camionero, que les dificultó el acceso al suministro de cemento y acero.

Adicionalmente, hubo imprevistos en las labores de cimentación que alargaron el cronograma de construcción dos meses.

El ingeniero agregó que la segunda fase del proyecto está dentro de los términos de trabajo normales y que el retraso entre julio y septiembre de este año se debe a los trámites de adjudicación del recurso, aprobado el año pasado por la Alcaldía de Medellín y, recién desembolsado a finales de mayo, posterior a los trámites de autorización presupuestal en el Concejo Municipal.

Shirley Milena Zuluaga Cosme, directora de la Biblioteca Pública Piloto, señaló que otro de los motivos que incidieron en el retraso en las obras está relacionado con el empalme entre el primer consorcio, encargado del proceso de repotenciación, y el segundo consorcio, que es el que está ejecutando las obras complementarias.

La directora añadió que en septiembre estaría la biblioteca a disposición del público y que, en este momento, se encuentran en la fase final de recepción del mobiliario y en el proceso de traslado de más de 150.000 materiales bibliográficos, en diferentes soportes, a la sede remodelada.

“El traslado de los libros y demás formatos se estará haciendo a partir de la última semana de julio, eso toma casi dos meses, pero ya tenemos un trabajo previo de organización en nuestras filiales y en el centro de acopio donde tenemos todos los materiales”, explicó Zuluaga.

Áreas reinterpretadas

Entre los nuevos espacios que incluirá la biblioteca, de acuerdo con Zuluaga, se encuentra una terraza de 2.400 metros cuadrados para eventos al aire libre, tres aulas multipropósito, exposiciones temporales, un museo interactivo para las colecciones patrimoniales y la construcción de un segundo nivel en la edificación que antes tenía un solo piso.

Tatiana Lopera, egresada de la Universidad de Antioquia y visitante recurrente de la Piloto, indicó que antes del cierre de la entidad asistía a la biblioteca a consultar bibliografía, escribir y estudiar. Para Lopera, el cierre de la sede central se ha extendido más de lo previsto.

“Ese cierre fue demasiado prolongado, el espacio hace mucha falta y se supone que iban a durar menos las renovaciones. Medellín no tiene tantos lugares como la biblioteca por fuera de las universidades, era un lugar para estar y, por un tiempo, no ha sido así, entonces sí ha sido un perjuicio”, afirmó.

Zuluaga Cosme, por su parte, expresó que, aunque la biblioteca estuviera cerrada durante estos dos años, sus programas siguieron en su normal desarrollo, puesto que los servicios bibliotecarios se siguieron ofreciendo en las cuatro filiales en Medellín y la programación cultural se siguió llevando a cabo en la Casa de la Cultura de Los Colores y en la Casa de la Cultura de Pedregal.

Volver a ser la matriz

Jorge Melguizo, exsecretario de Cultura de Medellín, afirmó que la biblioteca Pública Piloto es un proyecto que está dejando de ser representativo y que ha perdido fuerza como epicentro cultural de la región, desde su apertura en 1952.

“Creo que la repotenciación del edificio es una reforma necesaria, pero lo importante sería que la biblioteca recobrara su carácter de gran centro de la cultura”, opinó.

Melguizo añadió que la entidad debe convertirse, de nuevo, en la matriz del Sistema de Bibliotecas.

“Ojalá cuando nos muestren nuevamente el edificio, nos expongan también un modelo distinto de gestión que comprenda a las 30 unidades de información existentes y a los parques bibliotecas, que los dimensione de otra manera en la ciudad de hoy. La Piloto debe volver a ser líder en la gestión territorial, dar vida a los proyectos que ya existen y no apagarlos”, concluyó Melguizo.

270

mil personas se atendieron en los servicios de la Biblioteca en 2017, según la entidad.

Las obras de repotenciación y remodelación de la biblioteca Pública Piloto, que comenzaron hace más de dos años, estarán finalizadas en septiembre, según la Administración Municipal.

Contexto de la Noticia

sergio restrepo
Gestor cultural de Medellín
“La biblioteca Pública Piloto es el corazón del Sistema de Bibliotecas de Medellín. Si bien ha estado en obras, nunca ha estado cerrada, yo sigo viendo sus invitaciones, programas y actividades en otros espacios de ciudad. Hay una responsabilidad de volver memoria las nostalgias que tenemos. Esa biblioteca, de grandes escritores como Manuel Mejía Vallejo o Élkin Restrepo, es una entidad de un momento histórico que está vigente. Tengo la esperanza de que haya una nueva posibilidad para ese centro”.

Powered by