antioquia | Publicado el

Vertedero de Guatapé opera por segunda vez en siete años

ElColombiano
El vertedero tiene siete compartimientos de salida libre que rebosan cuando el agua llega a nivel máximo. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
ElColombiano.com

Un acontecimiento poco frecuente en la operación de la central de generación de Guatapé se presenta por estos días. Una lámina de agua de hasta 23 metros cúbicos por segundo (26 veces menor que el chorro que está botando Hidroituango por tres de sus cuatro compuertas) está saliendo por el vertedero, hecho que solo se ha presentado dos veces desde abril de 2011.

Desde el pasado 6 de noviembre el embalse El Peñol – Guatapé, el de mayor regulación del país con una capacidad de almacenamiento de 1.070 millones de metros cúbicos (el agua que tendrían 428.000 piscinas olímpicas), alcanzó 100,3 % de su nivel.

A diferencia del megaproyecto hidroeléctrico de Ituango, el vertedero de esta central, cuya primera etapa fue puesta en servicio entre 1971 y 1972 y la segunda en 1979, no tiene compuertas.

Por ello el vertimiento se da libre cuando las aguas suben al nivel máximo.

Según la medición de embalses que realiza cada día el Ideam, el cuerpo de agua alcanzó ayer 100,9 % de capacidad, con un vertimiento de 4 metros cúbicos/ segundo.

Un evento poco usual

El vertedero de la central está ubicado a 25 minutos del casco urbano de Guatapé, por la vía que conduce al municipio de Alejandría. La hidroeléctrica utiliza las aguas del río Nare, que se desvía al río Guatapé para aprovechar una diferencia de nivel de 810 metros entre ambas cuencas.

La central está ubicada en La Araña, jurisdicción de San Rafael, Oriente antioqueño. Su capacidad instalada es de 560 megavatios.

Este es el segundo vertimiento en Guatapé desde 2011. En Semana Santa de ese año el agua salió durante 15 días. Tuvieron que pasar siete años, hasta mayo de 2017, para que el fenómeno se repitiera y el deslizadero de 70 metros volviera a entrar en acción.

Luz Marina Escobar Arango, directora de Operaciones de Generación de Energía de EPM, explicó que, además de los altos caudales recibidos durante la segunda temporada de lluvias del año, también se ha reducido la generación de energía, con el objetivo de cumplir el plan de mantenimiento anual de centrales.

Según Escobar, es probable que en los próximos días siga disminuyendo el nivel del embalse y el vertimiento termine. Aclaró que el rebose no implica riesgo porque no hay comunidades que habiten aguas abajo del vertedero.

Porce III, el antecedente

El pasado 27 de noviembre EPM abrió las compuertas del embalse Porce III (Nordeste antioqueño) para bajar el nivel del agua que ayer, según el Ideam, alcanzó 79,17 % de capacidad. La finalidad de la acción, según EPM, era regular las crecientes que traen los ríos y que elevaron la altura de las aguas, por lo que se requería, de manera urgente, descargar abriendo compuertas.

“Con las compuertas logramos que nunca haya una descarga mayor a la que entra al embalse”, explicó la semana pasada la directora Escobar.

Entre los embalses de Porce II y III no habitan comunidades que puedan ser afectadas por el vertimiento; sin embargo, aguas abajo se avisó a los mineros que realizan esa actividad a orillas del río.

Los consejos municipales de riesgo de Anorí, Amalfi, Zaragoza y Nechí fueron notificados de la advertencia .

Image

Contexto de la Noticia

La actual temporada de lluvias no solo rebosó los niveles de Guatapé y Porce III. A Hidroituango continúan llegando grandes caudales de agua. El miércoles arribaron al embalse 2.080 metros cúbicos por segundo (m3 /seg.), por lo que la altura de este estaba en 405,8 metros sobre el nivel del mar. Sumando la descarga de casa de máquinas y el chorro del vertedero, el caudal de descarga fue de 1.539 m3 /seg.


Powered by