Obras | Publicado el

Ordenan cerrar colegio de Bello por falta de sanitarios


La I.E. Betsabé Espinal deberá ser cerrada si no se soluciona el problema de los baños. FOTO CORTESÍA

La Institución Educativa Betsabé Espinal, de Bello, que presenta problemas de dotación en sus baños, deberá ser cerrada por solicitud de la Personería de la localidad, que tomó la decisión tras una visita de inspección realizada esta semana.

Según informó el Personero de Bello, Jorge Alejandro Lema Galeano, su entidad, desde enero de este año, le viene haciendo un seguimiento a esta situación, que ha sido denunciada en repetidas ocasiones por la comunidad educativa bellanita debido a las condiciones deplorables que presentan las baterías sanitarias de la institución.

“Posterior a la visita inicial -a principios de enero- y al requerimiento de esta entidad, se instalaron siete unidades sanitarias portátiles para subsanar la situación de salubridad; sin embargo, luego de una visita realizada por la Personería este jueves 12 de abril, se constató que las condiciones de los baños móviles provisionales no son dignas”, expresó el Personero.

Las precarias condiciones del colegio, ubicado en el sector de Niquía, obligaron al agente del Ministerio Público a pedir que el colegio sea cerrado y los estudiantes reubicados para que no interrumpan su ciclo educativo.

“La solicitud a las secretarías de Educación y de Salud de Bello se dio en función de la defensa de los derechos de la comunidad y la vigilancia del ejercicio eficiente y diligente de las funciones administrativas municipales”, advirtió el funcionario Lema Galeano.

Pero los problemas en esta institución no son nuevos. En enero de 2017, una comisión del Concejo bellanita, encabezada por el presidente de la corporación, Octavio Jiménez, sesionó en las instalaciones de la IE, donde evidenció problemas de dotación en los baños y la cocina, falta de pupitres y mobiliario y condiciones no aptas para estudiar.

El compromiso del secretario de Educación, Boris Rivera, fue el de “empezar la solución de cada uno de los campos en el proceso de dotación de infraestructura logística y de calidad”.

Pero más de un año después y tras denuncias de los padres y estudiantes, se evidenció que los problemas no han sido solucionados en su totalidad y la institución, que antes se llamaba Judas Tadeo, no puede funcionar en esas condiciones.

“A nuestros hijos les toca aguantarse las ganas de ir al baño durante toda la jornada hasta llegar a la casa”, denunció un padre de familia.

Alumnos y estudiantes claman porque la Alcaldía se ponga al frente del problema y lo solucione con la mayor prontitud para no afectar el calendario académico.


Powered by