Movilidad | Publicado el

En Caldas, transportadores protestan por nuevos cupos en un ambiente de amenazas


La movilización se da en protesta por nuevos cupos de taxis. FOTO JAIME PÉREZ

Por las calles del municipio de Caldas, sur del Valle de Aburrá, avanza en esta mañana del jueves una movilización denominada “plan tortuga” que realiza el gremio de los taxistas en protesta por el ingreso de nuevos de taxis para la localidad autorizados por el alcalde, Carlos Durán.

Según el censo, en Caldas hay operando 124 taxis, la mayoría perteneciente a la empresa Flota Automóviles Caldas, y llegarían 141 taxis más, lo que originó malestar en el gremio y rechazo a la decisión del mandatario local, pues esto afectaría su labor y congestionaría más las vías del pueblo.

Lea: Protestas y amenazas contra alcalde de Caldas por nuevos cupos de taxis

El alcalde sustenta el ingreso de nuevos vehículos en un estudio de oferta y demanda que se contrató desde la Alcaldía anterior.

“Actualmente el municipio tiene 80.000 habitantes y menos de 200 taxis, cuando municipios vecinos como Sabaneta tienen 3.500 carros, y Envigado unos 7.000”, aseguró. Según Durán, el estudio de factibilidad arrojó que se necesitaba ampliar el servicio y lo que su secretario de tránsito hizo fue abrir una convocatoria pública hace un mes para entregar los cupos.

Los nuevos taxis pertenecen a las empresas Grupo Max (conformada por Tax Belén, Tax Brasil y Tax El Rey) y Tax Poblado. Los taxistas de Caladas rechazan este estudio, pues la consideran ilegal, pues no consulta la realidad metropolitana.

María Soraida Quiroz, gerente y representante legal de la Flota Caldas, señaló que con los 124 taxis que operan allí es suficiente para satisfacer la demanda de los usuarios.

“Acá ni siquiera hay sitios de acopio para nuevos taxis, las vías son muy escasas y se les va a añadir nueva carga vehicular”, apuntó.

A la marcha de los taxistas, que se inició en horas de la madrugada de este jueves y que incluye vías como la Variante y la vieja carretera de ingreso al municipio, entre otras, se sumaron gremios como el de la construcción, las mujeres y otras fuerzas sociales que rechazan varias políticas del alcalde Durán. El sábado 28 de julio también se hizo una protesta en rechazo a los nuevos cupos para taxis.

Los taxistas aclaran, también, que nada tienen qué ver con presuntas amenazas que habría recibido el mandatario a raíz de su decisión.

Además del mandatario, por otros hechos supuestamente relacionados con un debate del 24 de julio pasado en el que los concejales aprobaron un acuerdo para darle facultades especiales al Alcalde para que ejecute algunas obras pendientes, ocho de los corporados también han denunciado amenazas, incluida la presidenta de la corporación, Gloria Amparo Calle Ramírez.

Lea también: “Me matan o los mato”, polémica declaración de concejala de Caldas

“Nuestra protesta es pacífica, sin insultos y solo enfocada en defender nuestros derechos”, recalcó María Soraida Quiroz.


Powered by