Antioquia | Publicado el

¿Por qué el cerro El Volador ya no se quema tanto?


Actualmente el Área Metropolitana trabaja en la actualización del plan de manejo del cerro El Volador. FOTO Esteban Vanegas

En 2016 en el cerro El Volador se registraron 18 incendios forestales, una cifra que alarmó porque este pulmón verde de Medellín tuvo meses con dos o más episodios por fuego. Pero el año pasado, luego de una fuerte campaña de sensibilización, que incluyó la instalación de equipos de vigilancia, solo se registraron seis conatos controlados con facilidad.

“En enero de 2016 se llegaron a presentar 12 incendios, fue una temporada seca en la que se quemaron entre 13.000 y 14.000 metros cuadrados de bosque”, reveló Luz Marina Zuluaga, profesional de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín.

Ese mismo año empezaron a trabajar con una brigada de 30 personas de la comunidad, los bomberos, el Dagred y los 12 empleados de aseo y vigilancia para cambiar este fenómeno.

Los celadores y los encargados de la limpieza recibieron binóculos para hacer rondas y los cuerpos de emergencia catalogaron al cerro con prioridad de incendios estructurales, que atienden de manera inmediata.

“La Secretaría invirtió $630 millones en la protección de los dos cerros tutelares, Volador y Nutibara, y en talleres de formación a nuestro personal”, informó Zuluaga.

Gracias a las campañas y a las charlas con los caminantes, principales usuarios del cerro, al cual se accede sin ninguna restricción, se logró que en 2017 bajara a 2.088 metros cuadrados la zona afectada por incendios.

Según Zuluaga, los principales causantes de las conflagraciones eran los restos de fogatas que dejaban habitantes de calle o actos cometidos por vándalos.

Además, los árboles quemados que eran de especies como velero, uña de gato o eucalipto, fueron remplazados por otros nativos, como el cedro o el guayacán, que son más resistentes al fuego. En total, en 2017 se sembraron 15.000 nuevos individuos.

Por otro lado, el Área Metropolitana, autoridad ambiental del Valle de Aburrá que declaró como área protegida al cerro en 2009, monitorea mensualmente la zona y trabajan con el Siata para estar preparados ante cualquier emergencia.

“Siempre que pasan cuatro días sin lluvias, vamos al cerro para controlar que todo esté en orden. De igual manera enviamos correos y mensajes a la brigada para estar en permanente comunicación”, señaló María del Pilar Restrepo, subdirectora Ambiental del Área Metropolitana.

En el cerro también se instaló un sistema optrónico: tres cámaras térmicas fijas y una portátil, para medir el calor, y tres piranómetros que permiten conocer mejor las condiciones meteorológicas de la zona.

107

hectáreas conforman el Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador, en Medellín.

Contexto de la Noticia

FRank Rivera
Corporación Cucaracheros
“Lo que sabemos nosotros, desde la Corporación Cucaracheros y la Mesa Ambiental de Robledo, es que el cerro hace parte de un área protegida y tiene un plan de manejo, pero como tal, las mismas comunidades de barrios como El Volador, La Iguaná o San Germán no conocen muy bien el protocolo contra incendios. El diálogo y la socialización deberían ser más frecuentes con la comunidad. La situación de que no haya incendios me parece maravillosa, y ojalá que este año el panorama sea igual o mejor. Aquí estamos para conversar con la autoridad ambiental”.

Powered by