antioquia | Publicado el

Área de la salud, nuevo reto para la Uniminuto


La universidad inauguró un nuevo edificio en octubre, en el marco de sus 25 años. FOTOS Jaime Pérez y cortesía uniminuto

En el marco de los retiros espirituales eudistas, en el municipio de Copacabana, el padre Harold Castilla, director General de la Corporación Universitaria Uniminuto, visitó Medellín como asistente a uno de los encuentros religiosos.

Tras la ampliación de la sede académica en Bello, la universidad no descarta la llegada de más estudiantes y una apertura a la oferta académica en Antioquia y el país. El Rector reveló a EL COLOMBIANO los proyectos de la institución en la región y aludió a temas como el posconflicto y la calidad educativa.

El nuevo edificio en Bello busca calidad, ¿a qué se refieren con educación de calidad para Antioquia?

“Es un factor que la universidad trabaja hace varios años, el norte o la línea a seguir es afianzar un proyecto educativo de calidad. Más allá de alcanzar certificaciones, es importante la calidad en las personas y la académica y eso contempla toda la dinámica que desarrolla la universidad. Sabemos que no se da de la noche a la mañana, es un proceso y lo desarrollamos día a día. La infraestructura, los grupos de investigación, los profesores, todos esos aspectos suman”.

¿Crecerán más en la región?

“Nuestra presencia en Antioquia se ha ido consolidando en la medida en que nuestro campus ha generado otros espacios: se integra mayor número de estudiantes desde la cobertura, pero también queremos prestar el servicio en todo el Valle de Aburrá. Desde ese punto de vista hoy tenemos presencia en Itagüí y en el Oriente antioqueño; es decir, estos son los puntos de desarrollo aquí y eso evidencia el deseo de fortalecernos en Antioquia”.

¿Cómo ha crecido la oferta?

“Es un desafío. Planteamos la revisión de nuestro servicio a través de los programas académicos; queremos poner en escena nuevos programas, nuevas áreas de conocimiento, y lo estamos evaluando a partir de la demanda, de los nuevos contextos de la educación superior en el mundo, Colombia y Antioquia”.

¿Hay algunas puntuales?

“Pensamos ampliar el radio de la oferta considerando lo que el mundo necesita, lo que el sector productivo requiere desde lo que las competencias sociales piden. Para el primer semestre de 2019 esperamos tener lista esa nueva oferta que traerá mayor crecimiento, ofrecerles a las regiones un portafolio más grande y de muchas posibilidades que nos permitirá crecer en términos de estudiantes”.

¿En antioquia, con ese plan, ya se han abordado ideas?

“Hemos pensado en áreas de la salud, en las tecnologías emergentes, el mundo de la información de manera especial, lo que significa la puesta de la información en el mundo contemporáneo; hemos pensado en el fortalecimiento de las áreas de ciencias sociales con otros programas, también en el derecho, desde la perspectiva de la misionalidad de Uniminuto. Hay algunas áreas en las que queremos, de manera especial, pensar en la pertinencia de las regiones, porque es importante que la oferta se acople a las necesidades reales de estas”.

¿Cuál es la misión frente al posconflicto en Antioquia?

“He insistido en presentar una oferta educativa alrededor de lo que significa la construcción de posconflicto en el territorio, eso está muy presente en las regiones y desde ese punto de vista la educación rural es realmente una necesidad, desde lo agrícola y la formación del campesino, vamos a llegar a esos lugares donde la realidad de Colombia se presenta en una perspectiva distinta, de esperanza, especialmente en Antioquia”.

Uniminuto planea ampliar su oferta académica en los próximos años para Antioquia. Por ahora, continúa con el trabajo en las regiones comprometidos con la educación de calidad.

Contexto de la Noticia

· Recibió el nombre de Padre Diego Jaramillo, en honor a los 40 años de servicio a la institución por parte del religioso. La edificación tiene capacidad para 2.500 personas, además de 50 aulas, 10 laboratorios, cafeterías y la rectoría en el último piso.


Powered by