Colombia | Publicado el 21 de July de 2018

Los excéntricos métodos de Antanas Mockus

Mockus al momento de enseñar su trasero a los senadores. FOTO TWITTER VICKY DÁVILA

Adriana Lucía Puentes

Durante la instalación del Congreso 2018 - 2022, el ahora senador Antanas Mockus utilizó una vieja técnica para llamar la atención del recinto y obtener silencio.

El exalcalde de Bogotá se bajó los pantalones y enseñó el trasero en frente de todos los senadores para que escucharan las palabras de Efraín Cepeda, quien dejaba la presidencia del Congreso.

En 1993, cuando era rector de la Universidad Nacional, a Mockus no lo dejaban hablar durante un encuentro nacional de artes, así que decidido a hacerse escuchar.

Para lograr su cometido se puso de espaldas, se bajó los pantalones y se separó los glúteos frente a los más de 1.000 estudiantes que estaban presentes en el auditorio León de Greiff. Este acto le costó la rectoría de la universidad.

A pesar de eso, no ha sido el único episodio llamativo y polémico en la vida del político bogotano. Su primera alcaldía en la capital (1995 - 1999) fue escenario de varios de sus más recordadas acciones.

En 1996 se casó con la trabajadora social Adriana Córdoba, pero la ceremonia del matrimonio no fue en un lugar habitual.

El alcalde se casó en el circo de los hermanos Gasca, rodeado de tigres y movilizándose en un elefante que tenía pintado en un costado “recién casados”.

Fotografía del matrimonio de Antanas Mockus y Adriana Córdoba. FOTO JET SET

También se vistió de super héroe para impulsar la buena conducta en las calles de la capital.

Antanas Mockus se paseó por las calles de la capital vestido con un ajustado traje amarillo que en el pecho tenía una letra C de “Super Cívico”, otra de sus propuestas pedagógicas.

Mockus como “Super Cívico”. Foto archivo internet.

En 1997, ante una crisis en el abastecimiento de agua en Bogotá y la posibilidad de hacer un racionamiento del líquido en la capital, el matemático se fotografió tomando un baño con totuma.

Mockus posó para las cámaras en ropa interior y mientras tomaba un baño para decirle a los ciudadanos que era una medida válida y que de esa manera se podía ahorrar y evitar los cortes de agua.

Uno de esos ejercicios que quedó por siempre en la memoria del país fue el día que le arrojó un vaso de agua en la cara al también político colombiano Horacio Serpa.

Esto se dio durante la campaña presidencial de 1998 en la que el popular político bogotano se presentó como fórmula vicepresidencial de Noemí Sanín.

Sobre ese hecho, Mockus aseguró que era para explicar que así como “estas nuevas formas de violencia (lanzar un vaso de agua a la cara)” debían ser los actos de violencia en Colombia para que “no cobrara vidas y para que haya la posibilidad de pedirle disculpas a las personas”.

En la campaña por la alcaldía de Bogotá en 2011, abandonó una entrevista en vivo porque consideró que los comentarios de uno de los periodistas presentes en la mesa eran “calumniosos”. Mockus se quitó el micrófono y se fue del set.

Aunque con los años este tipo de actos de Mockus han ido siendo más escasos, su carácter y sus ejercicios han hecho que sea foco de atención.

Otras Noticias