antioquia | Publicado el 7 de September de 2018

Tras adjudicación, plazo de un año para ampliar la Regional en el Sur

FOTO MANUEL SALDARRIAGA

Juan Diego Ortiz Jiménez

La avenida Regional Norte, vía arteria que permite el tránsito departamental y nacional que viene del Eje Cafetero y va hacia la Costa Atlántica, sumará otra fase constructiva con la adecuación de tres carriles en el sur del Aburrá, que conformarán la vía distribuidora.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) adjudicó el martes pasado al Consorcio Vial 20-20 la obra de 3,8 kilómetros de longitud, con un costo de $33.304 millones.

Esta etapa continuará la ampliación de la autopista, cuya última intervención se entregó hace 10 años, con los 3,4 kilómetros entre la calle 10 (Monterrey) y la quebrada Zúñiga, en los límites entre Medellín y Envigado.

Este proyecto constructivo, que tendrá acta de inicio a finales de este mes, una vez se adquieran las pólizas y se elija al interventor, retomará la prolongación de la Regional desde la quebrada Zúñiga y la llevará hasta Mayorca.

En el sur metropolitano la avenida Regional solo tiene tres carriles, denominados vía travesía, aquella que permite viajes expresos entre el sur y el norte. Las tres calzadas que se implementarán, la llamada vía distribuidora, son las que permiten la incorporación del tráfico vehicular que se dirige hacia la ladera oriental.

Falta la segunda fase

Luis Pérez Carrillo, subdirector de Proyectos del AMVA, explicó que esta fase incluirá un corredor independiente para peatones y ciclistas, además de una zona verde de conectividad ecológica.

El funcionario contó que el proyecto comenzó por este tramo debido a la facilidad predial, porque las empresas que operan en la zona respetaron los retiros reservados para la ampliación de la vía.

El permiso de aprovechamiento forestal se tramitó ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, en razón a que el AMVA, ejecutor del proyecto, también es la autoridad ambiental en la región. Según Pérez Carrillo, se compensará con la siembra de tres árboles por cada tala.

La segunda fase de la vía distribuidora, entre Mayorca y la calle 77 Sur, en Sabaneta, aún no tiene fecha prevista de inicio, debido a las dificultades prediales del terreno.

“Hay industrias asentadas allí. Está en fase de diseños y, en la medida en que el Municipio de Sabaneta resuelva las dificultades y pueda despejar el trazado, comenzará su ejecución”, añadió el funcionario.

Este es un lazo de tres kilómetros que costaría $30.000 millones. Los recursos son aportados por el AMVA.

Tráfico por las 4G

Jorge Eliécer Córdoba Maquilón, director del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional, sede Medellín, dijo que la obra es una necesidad de décadas atrás porque el Valle de Aburrá necesita adecuar sus vías para el tráfico que va llegar cuando entren a operar las Autopistas de Cuarta Generación (4G).

En el sur del departamento están en ejecución las autopistas Pacífico 1 (desde Medellín hacia el Suroeste), Pacífico 2 (La Pintada-Bolombolo) y Pacífico 3 (La Pintada-La Virginia, Risaralda).

El experto en tránsito y transporte, Luis Carlos Díaz, ponderó el proyecto de la vía distribuidora pero dijo que seguirá siendo corto hasta que la ampliación no sea completa hasta el municipio de Caldas.

Díaz pidió a las autoridades realizar programas de educación vial para que los usuarios sepan cuando tomar la vía travesía y cuando la distribuidora. “La intervención es positiva, pero el impacto será poco frente a la carga, cada vez mayor, que tendrá la avenida Regional”, concluyó.

6,8

kilómetros de vía distribuidora se construirán entre Envigado y Sabaneta, en la Regional.

Fue adjudicada la construcción de la distribuidora de la avenida Regional, en Envigado. Su culminación, prevista para septiembre de 2019, optimizará el tráfico proveniente del sur del país.

Contexto de la Noticia

INTERCAMBIO VIAL DE AYURÁ, PREPLIEGOS EN DOS SEMANAS
Otro de los proyectos detonantes de infraestructura en el sur metropolitano es el intercambio vial de Ayurá, que conectará a Envigado con Itagüí y La Estrella. Cruzará el río Medellín, a la altura de la estación Ayurá del metro, y tendrá lazos con el Sistema Regional del Río, en ambas márgenes. Los municipios aportan los predios. El proyecto está actualmente en fase de diseños y tiene un costo aproximado de $115.000 millones, con plazo constructivo de 18 meses. Según el subdirector Pérez Carrillo, dentro de dos semanas estarán listos los prepliegos.

El cronograma tiene previsto adjudicar la construcción este año para comenzar obras en el primer trimestre de 2019. Además de convertirse en otro lazo de conexión entre el occidente y el oriente metropolitano, descongestionará el puente Simón Bolívar (o del Pandequeso), que absorbe gran parte del tráfico en hora pico.

INTERCAMBIO DE PILSEN SE LICITARÁ A FINALES DEL AÑO
El intercambio vial de Pilsen, en jurisdicción del municipio de Itagüí, permitirá optimizar el tráfico vehicular desde y hacia San Antonio de Prado, corregimiento de Medellín cuya población creció 70 % en la última década (pasó de 66.484 a 113.202, según el Informe de Calidad de Vida 2005-2017). Se construirá un intercambio vial en la carrera 50A, entre las calles 34A y 37B, en doble calzada y con carriles para bici y para caminantes. El Área Metropolitana explicó que los diseños costaron $968 millones, mientras que la obra valdría $45.000 millones, todos, aportes de la entidad. En este momento se avanza en la gestión predial, fase que debe culminar a finales de octubre para que pueda licitarse antes de que termine este año. La ejecución está prevista para 10 meses, comenzaría en el primer trimestre de 2019. El objetivo de este proyecto es mitigar los cuellos de botella que se presentan en las intersecciones de Itagüí.

Otras Noticias