Venezuela | Publicado el

Régimen chavista allana la casa de exfiscal Luisa Ortega Díaz


Ortega Díaz se convirtió en un símbolo de la defensa de la Constitución del 99 y la principal disidente dentro del chavismo. FOTO EFE

El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) allanó este miércoles la vivienda de la exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, en Caracas, horas después de que el recién designado fiscal Tarek William Saab, pidiera la privativa de libertad de su esposo, el diputado Germán Ferrer, a quien el chavismo acusa de liderar una red de extorsión.

“En este momento el Sebin allana mi vivienda como parte de la venganza de este Gobierno por luchar contra el totalitarismo que existe en Vzla”, informó Ortega Díaz a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

La residencia se encuentra rodeada de patrullas y funcionarios del servicio de inteligencia y hasta el momento no le han permitido el acceso a la prensa.

No obstante, se filtraron fotos a los medios locales en las que, según diarios como El Nacional de Caracas, se puede observar a agentes del Sebin retirando computadores del domicilio de la exfiscal general y disidente chavista.

Persecución a diputado chavista

El nuevo fiscal exhibió unos papeles en los que supuestamente consta que Ferrer abrió varias cuentas en divisas en bancos de las Bahamas y aseguró que esta “red de extorsión” que operaba desde el Ministerio Público (MP) tiene cuentas con montos que superan los 6 millones de dólares.

Saab había solicitado al presidente del Supremo, Maikel Moreno, que librara una orden de captura contra Ferrer mientras se iniciaba “el proceso de allanamiento a su inmunidad parlamentaria”.

También acusó a Ortega de convertir al MP, durante los más de nueve años que estuvo dirigiéndolo, “en un lugar que en vez de combatir los delitos particularmente graves como son la corrupción, el lavado de dinero, la legitimación de capitales y la delincuencia organizada” en un “centro de chantaje” y “de extorsión”.

Ortega fue destituida de su cargo el pasado 5 de agosto por la Asamblea Constituyente que la acusó de haber cometido “actos inmorales”, una acción que para la exfiscal es un paso más del Gobierno de Maduro hacia el establecimiento de una dictadura.

La exfiscal, una persona que fue vinculada anteriormente con el chavismo, marcó su distanciamiento del Gobierno durante los últimos meses luego de denunciar la ruptura del orden constitucional en el país tras dos sentencias del Supremo que le quitaban competencias al Parlamento y limitaban la inmunidad de los diputados.


Powered by