editorial | Publicado el

Juan José Perfetti del Corral


  • opinión

Aguacate, cultivo prometedor

En días pasados, tanto el periódico EL COLOMBIANO como la revista Dinero publicaron sendos artículos sobre el desarrollo reciente del cultivo del aguacate Hass en Colombia y sus perspectivas de producción en diversas regiones del país y, en particular, en el departamento de Antioquia.

Estas publicaciones ponen de presente que el camino recorrido en los últimos años por un conjunto de productores y de empresas en la producción, la comercialización y la exportación del aguacate Hass dejan lecciones y bases importantes para asegurar un desarrollo exportador altamente productivo y competitivo fundamentado en una oferta de alta calidad.

Gracias a la expansión de las siembras de aguacate, las exportaciones de este producto ya alcanzaron la cifra de 35 millones de dólares en 2016 y superan las de otras frutas (como uchuva, gulupa, granadilla, pitahaya y piña). Además, hay expectativas de que al final del año dichas exportaciones estén alrededor de los 50 millones de dólares.

Según Dinero, el consumo de aguacate, por las características y los atributos alimentarios y nutricionales de la fruta, tiene un alto potencial de expansión a nivel internacional.

En efecto, el consumo mundial de aguacate viene creciendo a una tasa anual del 3,0 por ciento. Estados Unidos es el mayor consumidor mundial del producto. Este país, que fue en donde se originó la variedad Hass y que la produce en el estado de California, importa de México el equivalente al 80 por ciento del mercado estadounidense. Además, el consumo per cápita del aguacate se viene expandiendo en el país del norte.

Dadas las restricciones fitosanitarias en Estados Unidos (que nuestro país espera superar prontamente, pues está en marcha la aprobación de los correspondientes protocolos con las autoridades de esa nación), Colombia actualmente dirige sus exportaciones hacia Europa. Este mercado, que solo consume un kilo per cápita al año (en Estados Unidos se consumen tres kilos), representa una gran perspectiva de crecimiento.

En cuanto al potencial productivo, Colombia presenta, en diversas regiones, características agroecológicas apropiadas para el desarrollo del cultivo de aguacate Hass. Así, según los expertos, la altitud ideal está entre los 1.800 y los 2.400 metros. Igualmente, se tienen establecidas las condiciones ideales del tipo de suelo en que se desarrolla el aguacate.

Otra característica favorable con la que cuenta el país (y que constituye una ventaja natural) es la posibilidad de asegurar, a lo largo del año, una oferta permanente, lo que no pasa con los otros países productores.

Un factor que se ha venido construyendo alrededor de la producción del aguacate Hass es la disponibilidad de paquetes o soluciones tecnológicas adecuadas a las condiciones de las diversas regiones. Igualmente, se tiene el servicio de asistencia técnica especializada.

De otra parte, se cuenta con diversas empresas comercializadoras, algunas de las cuales tienen amplia experiencia en el cultivo y conocimiento de los mercados externos. Finalmente, la inversión privada nacional viene comprometiendo recursos crecientes en el desarrollo del cultivo. De esta forma, y a pesar de una política agrícola que poco apoya la diversificación exportadora, el cultivo del aguacate avanza como una actividad promisora para el agro colombiano.


Powered by