Publicado el

Luz y palabras

ElColombiano

A Daniel Mordzinski le gusta recordar que la palabra fotógrafo quiere decir “el que escribe con la luz”. Debajo de sus imágenes, los autores fotografiados piensan, explícitamente o no, en el oficio de contar con palabras.

La manzana de oro Sergio Ramírez (Masetepe, Nicaragua, 1942)

Image

“Al fin y al cabo, los mejores actos de poder de Cervantes están en la novela, y no en su vida. Porque fracasó en conseguir poder, existe quizás el Quijote. Y su dictum en la novela, en boca de don Quijote, es que nadie debe ir por fuerza y no de su voluntad, así sea a las galeras. Es el Quijote donde Cervantes puede encarnar su voluntad de libertad. Libertad y poder siempre quedarán opuestos. Nadie puede hacer esclavos a los que Dios creó libres, dice, repitiendo la frase que a su vez habría de repetirse desde el Renacimiento hasta el Iluminismo, y hasta hoy día”.

La novia oscura Laura Restrepo (Bogotá, Colombia, 1950)

Image

“Todos los Santos, Sacramento, la Olguita, la Machuca y la Fideo fueron narradores extraordinarios, dotados de una asombrosa capacidad para contar sus tragedias sin patetismos y de hablar de sí mismos sin vanidad, imprimiéndoles a los datos la intensidad de quienes, por motivos que aun no comprendo, aceptan confesarse ante un desconocido por el solo hecho de que escribe, o de que es precisamente eso, un desconocido, o quizá por la sola razón de que escucha”.

Sobre el goce de escribir y el compromiso AMOS OZ (Jerusalén, Israel, 1939)

Image

“Me levanto cada mañana, me doy un paseíto por el desierto, me hago una taza de café, me siento a mi mesa y comienzo a preguntarme: “¿Cómo me sentiría si fuera ella? ¿Cómo sería ponerme en la piel de él?”, algo que uno tiene que hacer si quiere escribir hasta los diálogos más sencillos. Desde mi punto de vista judío israelí, cómo se siente un palestino desplazado, cómo se siente un árabe palestino al que ‘alienígenas de otro planeta’ le han arrebatado su patria, cómo se siente un colono israelí en Cisjordania. Sí, a veces me pongo en la piel de esa gente ultraortodoxa. O al menos lo intento. Tal vez esto me cualifique para alzar la voz y criticar”.

El olvido que seremos HÉCTOR ABAD Faciolince (Medellín, Colombia, 1958)

Image

“La compasión es, en buena medida, una cualidad de la imaginación: consiste en la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de imaginarse lo que sentiríamos en caso de estar padeciendo una situación análoga. Siempre me ha parecido que los despiadados carecen de imaginación literaria -esa capacidad que nos dan las grandes novelas de meternos en la piel de otros-, y son incapaces de ver que la vida da muchas vueltas y que el lugar del otro, en un momento dado, lo podríamos estar ocupando nosotros: en dolor, pobreza, opresión, injusticia, tortura”.

El punto ciego Javier Cercas (Ibahernando, España,1962)

Image

“Porque lo cierto es que, en el fondo, toda literatura auténtica es literatura comprometida, al menos en la medida en que toda literatura auténtica aspira a cambiar el mundo cambiando la percepción del mundo del lector, que es la única forma en que la literatura puede cambiar el mundo; al menos en la medida en que toda literatura auténtica exige un compromiso, una implicación absoluta en ella, primero del autor y luego del lector, que es otro autor; al menos en la medida en que toda literatura auténtica es de una seriedad absoluta, no porque no use la ironía y el humor -que son dos de las cosas más serias que existen-, sino porque es revelación y desenmascaramiento y por tanto impugnación de la realidad, fuego, dinamita, subversión moral y política, cualquier cosa, salvo mero pasatiempo carente de consecuencias”.

Telling Times Nadine Gordimer (Springs, Sudáfrica 1923- Johannesburgo, Sudáfrica, 2014)

Image

“Aparte de la cuestión suprema de la libertad humana, nuestra reivindicación de la libertad de escribir tiene un significado, un beneficio para la sociedad que sólo los escritores pueden dar. Nuestros libros son necesarios: pues, en palabras de Nicolai Gógol, el gran escritor ruso del siglo XIX, los libros les enseñan lo que son tanto al escritor como a su pueblo. ‘El escritor es el depositario del ethos de su pueblo y, a la vez, la revelación que le hace al pueblo de él mismo’”.

Image

“Si yo tuviera la posibilidad de conocer todos los relatos que circulan en Buenos Aires o en Talca en un día, sabría mucho más sobre la realidad de ese lugar que todos los informes científicos y periodísticos y todas las estadísticas y todos los discursos de los economistas o de los sociólogos. Tendría, en la multitud de historias que circulan en un día en un lugar, sin duda, una percepción muy nítida de la vida cotidiana de ese lugar, de la vida íntima de ese lugar.”


Powered by